29.3.13

Parada del Carmen

Las escapadas de fin de semana ya forman parte de la cultura turística de España, viajes de un par de días que ayudan a relajarse y dejar atrás la rutina diaria, además de brindar la posibilidad de conocer sitios nuevos y en la mayoría de los casos combinar el turismo cultural con el rural. 

Así, la ciudad de Albarracín se ha convertido desde hace años en un destino turístico perfectos para aquellos que desean descansar y pasar buenos momentos disfrutando de los paisajes de la sierra y de los pintorescos lugares que ofrece esta región cercana a Teruel. 

Propuestas interesantes de turismo cultural a las que se suman por ejemplo, una visita al Museo del Juguete de Albarracín o conocer el proceso de secado natural de jamones en la Sierra de Albarracín con la guía de un maestro artesano y degustaciones gratuitas. 

Asimismo, existen Centros de Interpretación de los Espacios Naturales Protegidos de Aragón que abren sus puertas a comienzos de año y ofrecen a los visitantes material divulgativo interesante sobre todos los espacios naturales de la zona, todos ellos con acceso libre y gratuito y proponiendo diversas actividades para conocer la región. 

El alojamiento es parte importante de una estancia agradable y de allí que el hotel Parada del Carmen se presenta como una magnífica opción tanto por su ubicación como por sus servicios. 


Situado en el barrio histórico de la ciudad de Albarracín, el hotel Parada del Carmen ofrece amplias y confortables habitaciones de estilo rústico en una bonita casa tradicional y junto a las murallas de la ciudad antigua a solo cinco minutos a pie de la antigua Plaza Mayor. 

Ambientes luminosos y acogedores ofrecen a los huéspedes hermosas vistas del casco histórico de Albarracín, sumándose una decoración rústica donde se destacan los techos con vigas de madera. 

El hotel dispone de cinco habitaciones totalmente equipadas con calefacción, nevera, televisión de pantalla plana y baño privado completo. 

En las inmediaciones del hotel como también en la plaza principal de la ciudad los visitantes encontrarán restaurantes, cafeterías y bares con propuestas excelentes para degustar la gastronomía de la región, ofreciendo el establecimiento desayuno diario a sus huéspedes utilizando productos típicos de la zona. 

Para aquellos que deseen realizar actividades al aire libre el Parque Cultural de Rodeno se encuentra a solo cuatro kilómetros de la ciudad y la ciudad de Teruel a unos cuarenta minutos en coche. 

Una esmerada decoración y una atención personalizada hace del hotel Parada del Carmen un alojamiento ideal para disfrutar de una estadía perfecta e inolvidable.

0 comentarios:

Publicar un comentario