16.4.13

Camping Ciudad de Albarracín

Con la llegada de la primavera y la cercanía de las vacaciones de verano las opciones son variadas y se adaptan a todos los gustos y necesidades, grandes ciudades que ofrecen actividades de ocio diversas que van desde museos a espectáculos nocturnos, visitas a monumentos y rutas gastronómicas por los mejores restaurantes hasta propuestas que permiten disfrutar de la naturaleza, tradiciones e historia de pequeños poblados llenos de encanto. 

Así la villa medieval de Albarracín se presenta como una excelente opción tanto para una escapada de fin de semana como para disfrutar de unas vacaciones más extensas. Situada al suroeste de la provincia de Teruel y perteneciente a la Comunidad de Aragón, este ciudad guarda todo el encanto de otras épocas tanto en su arquitectura como monumentos y ofrece magnificas posibilidad de practicar ecoturismo. 

 Guardando una estricta relación con la arquitectura original de la ciduad tanto hoteles como restaurantes han seguido el tipo de construcción medieval adaptando los edificios nuevos al entorno o bien rehabilitando viejos edificios para destinarlos a alojamiento, que se distinguen por ser pequeños en su mayorías pero sumamente acogedores y cálidos. 

Sin embargo, en Albarracín existe también la opción de alojarse en lugares que permitan un mayor contacto con la naturaleza sin dejar de lado el confort y los servicios indispensables para disfrutar de unas vacaciones confortables. 

Es el caso del Camping Ciudad de Albarracín que ofrece un alojamiento magnífico y a precios sumamente asequibles. Situado en la Sierra y a solo dos kilómetros del centro de la ciudad el Camping Ciudad de Albarracín se encuentra abierto durante todo el año y ofrece magníficos bungalows para 4 y 6 personas además de variados servicios que aseguran una estancia confortable y disfrutando de la naturaleza a pleno. 

El camping ofrece servicio de parking, cafetería, teléfono, conexión WiFi, duchas con agua caliente, WC, fuentes de agua, conexión eléctrica y un bonito parque infantil. 


En relación al hospedaje el establecimiento ofrece bungalows de madera en medio de una frondosa área rodeada de pinos, con habitaciones dobles, con baño completo y televisión, además de una zona de acampada que abre sus instalaciones desde el 1 de marzo al 3 de noviembre, en tanto que los bungalows están disponibles durante todo el año.

La ciudad alberga no solo monumentos magníficos sino un complejo de museos que sirven para definir la esencia histórica de Albarracín y lugares como el Castillo, la Torre Blanca, la Ermita de San Juan, además de un excelente oferta gastronómica con platos tradicionales de la región. 

Muy cerca del camping los visitantes podrán visitar el acueducto romano de Albarracín-Cella, una de las obras a nivel hidráulico de mayor importancia de España y que ha llegado a nuestros días en excelente estado de conservación.

A solo cuatro kilómetros los amantes del senderismo podrán recorrer el paisaje protegido de los Pinares de Rodeno encontrándose en el área un conjunto de abrigos de Arte Rupestre Levantino por demás interesante. 

Dentro del paisaje protegido de los Pinares de  Rodeno es posible practicar deportes como escalada gracias a la roca arenisca que ofrece una gran adherencia con impresionantes paisajes y lugares donde la roca toma formas caprichosas y un terreno que se adapta a todos los niveles de este deporte tanto para aquellos que recién se inician como los más avezados aventureros.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada