20.2.15

Rutas de senderismo en Sierra de Albarracín

Recomendable como destino turístico para disfrutar de la naturaleza, la Sierra de Albarracín ofrece varias rutas de senderismo en un marco natural de bosques y montañas de belleza con rutas perfectamente señalizadas.

Considerado como uno de los pueblos más bellos de España, Albarracín conserva toda la esencia del original trazado medieval de sus calles, además de un hermoso casco histórico que alberga un impresionante conjunto arquitectónico con monumentos como la Catedral, además de iglesias, monasterios, el Castillo y sus famosas murallas.

Los amantes de turismo rural encuentran en la Sierra de Albarracín el espacio perfecto para disfrutar de la naturaleza. Bosques y Montañas enmarcar el camino hasta llegar a Villar del Cobo situada entre los Montes Universales y la serranía de Albarracín, junto al bello río Guadalquivir.


Villar del Cobo es también ideal para la práctica de senderismo, con rutas señalizadas que permiten al visitante conocer y recorrer los paisajes de una naturaleza privilegiada en la que abundan los bosques de sabinas.

En la Sierra de Albarracín esperan al turista cientos de kilómetros con sendas, caminos, veredas y pistas en plena naturaleza y alejados del ruido y el bullicio de las grandes ciudades, un sitio que invita al descanso y a la práctica de actividades al aire libre.

Existen dos tipos de senderos que permiten recorrer la Sierra de Albarracín, los de gran recorrido y los de pequeño recorrido, permitiendo que todos puedan disfrutar de este maravilloso espacio natura.

Dentro de los senderos de Gran Recorrido están el de Sierras de Albarracín y Javalambre con una distancia total de 205 kilómetros que puede hacerse en unas doce etapas que llevarán casi cincuenta horas.

Ya los de Pequeño Recorridos parten de Villa del Cobo, siendo un paseo que lleva aproximadamente unas doce horas para transitar sus 58 kilómetros de extensión, mientras que la Ruta de Albarracín hasta el nacimiento del Tajo, es un poco menos extenso a pesar de que es necesario contar por lo menos con unas nueve horas para hacer 48 kilómetros.

4.2.15

Fundación Desarrollo de Albarracín sigue con la ordenación de montes

La preservación de los espacios naturales llega también a Albarracín a través de dos propuestas sumamente interesantes en la zona, como son la ordenación de montes públicos y la creación de una ruta gerontológica en Bronchales a la que se una zona de pastizales para ciervos en Griegos.

Estas iniciativas se realizan gracias al trabajo que lleva a cabo la Fundación para el Desarrollo de la Comunidad de Albarracín que aprobó en una reciente reunión el plan de actuaciones que se ejecutarán durante 2015 con dotación del Fondo de Inversiones de Teruel 2014, teniendo en cuenta que la fundación cuenta con un presupuesto de 200.000 euros que provienen del FITE.

Cabe destacar que en 2014 se ordenaron dos montes públicos y siguiendo con esa tarea durante este año se hará lo mismo con otros dos, el de Hortezuelo situado entre Saldón, Gea, Albarracín y Bezas, y el de Muela Mediana, ubicado entre Valdecuenca, Jabaloyas y Bezas.


Esta ordenación de montes resulta fundamental ya que es necesario para conseguir las certificaciones forestales y aprovechamiento de otros usos, en tanto que el tema sobre la ruta gerontológica y área para los niños en Bronchales representan otros dos grandes progresos dentro del marco de estos trabajos, sumándose la habilitación de pastizales para los ciervos en Griegos preservando los cultivos de la zona.

La ruta gerontológica tiene una longitud de 1500 metros y cuenta hoy con un presupuesto que alcanza los 13.000 euros, en tanto que la Fundación para el Desarrollo de la Comunidad de Albarracín continuará con su trabajo de apoyar la señalización del coto micológico de la Comarca de Albarracín y así permitir una progresiva adaptación a la nueva normativa como también la incorporación de nuevos municipios al coto.

Asimismo, la fundación también brindará un apoyo con el aporte de 30.000 euros para llevar adelante un plan de potenciación para los artesanos pertenecientes a la Sierra del Albarracín, pero también equipará salas de reahabilitación y fisioterapia del centro mayor de Albarracín con un aporte 17.000 euros.

10.1.15

Más éxitos del Queso de Albarracín

El Queso Artesano de la Sierra de Albarracín aparece en la revista ‘Ronda Magazine’ que distribuye la compañía Iberia en sus vuelos junto con media docena de productos queseros españoles, una selección ‘gourmet’ que situa a Albarracín en la "onda" de la gastronomía más vanguardista y que lleva el queso "denominación de origen" a todos los continentes


Su presencia en revistas que son hojeadas diariamente por personas de medio mundo es un espaldarazo a un tipo de trabajo artesano que ha proliferado en los últimos años en el medio rural turolense. Pero esto no es más que una muestra de las muchas publicaciones y reconocimientos de este producto aragonés.

La empresa quiere seguir apostando por su participación en concursos internacionales que les han abierto las puertas al comercio mundial. La estratégia empresarial está siendo un éxito y los quesos de Albarracín están ahora mismo en los más escogidos establecimientos de Japón, Qatar, Reino Unido o Alemania, pero los responsables no se cierran a más mercados exteriores.  


Con gamas de quesos elaborados con leche cruda de oveja, la quesería de Albarracín va a cumplir proximamente su décimo aniversario con novedosos proyectos, entre otros el lanzamiento al mercado de un nuevo producto con trufa negra fresca, obtenida de las cien hectáreas de plantaciones asociadas a la quesería. Otro nuevo producto será la elaboración de quesos "al cava" una variedad caracterizada por su maduración con moho en caverna. 

La fábrica tiene una producción limitada, ajustada a un rebaño de solo 2.000 ovejas, para no perder el carácter artesano, por lo que hay lista de espera para conseguir el deseado producto, todo un manjar desde la Sierra de Albarracín.

3.12.14

Albarracín, elegida por UE para promocionar el patrimonio artístico europeo

Recientemente, cuatro ciudades europeas han sido elegidas como candidatas a promocionar el patrimonio artístico y arquitectónico de Europa, son ellas Florencia en Italia, Pilsen, en República Checa, Amfipolis en Grecia y Albarracín en Teruel, un referente que aún es poco conocido dentro del mapa del turismo internacional.

Fernando Maura, eurodiputado de UpyD, tras su visita a Albarracín puso de manifiesto el papel importante que ha cumplido y cumple hoy la Fundación Santa María que ha sabido mejorar el natural atractivo turístico de la ciudad a través de un gradual proceso de recuperación de todo el conjunto monumental de la villa.

De esta manera la Fundación Santa María ha realizado una importante obra respetando siempre el contexto no solo arquitectónico sino también paisajístico de la ciudad de Albarracín, utilizando también canales que incentivan una intensa vida sociocultural a través de conferencias, exposiciones, seminarios, conferencias y talleres de restauración y artesanía.


La encargada de realizar la selección de las ciudades candidatas fue la Comisión de Cultura y Patrimonio del Parlamento Europeo que además, durante el mes de marzo de 2015,  enviará a Albarracín una delegación que tendrá como tarea conocer el trabajo que la Fundación Santa María ha realizado en el municipio, relacionado con su patrimonio histórico y paisajístico.

Una vez visitadas las cuatro ciudades candidatas, la Comisión tomará la decisión y dará a conocer la localidad que ha sido la elegida para encabezar el programa de promoción del patrimonio que quiere poner en marcha la Unión Europea.

De ser seleccionada Albarracín sería favorecida con subvenciones enviadas por la Unión Europea que permitirían seguir trabajando en la conservación del Patrimonio de esta bella ciudad con la ventaja adicional que la villa será promocionada a nivel internacional y esto traería más turistas a la zona beneficiando la economía de la localidad cuya actividad económica se relaciona en gran parte con el sector turística.

20.11.14

Plan de protección de los Pinares de Rodeno

Por fin los paisajes protegidos de los Pinares de Rodeno cuentan con su plan de protección. Se trata de un instrumento básico de planificación y gestión de estos parajes ya que establecen las respectivas zonificaciones del espacio natural objeto de protección y detallan los diferentes usos y actividades prohibidos y permitidos. El documento contiene las actuaciones de gestión necesarias para la conservación y restauración de los ecosistemas y equilibrios biológicos existentes y fija las normas para el uso y gestión del paisaje protegido a través del establecimiento de un régimen general de protección y de prohibición y limitación de actividades. 

El Paisaje Protegido de los Pinares de Rodeno cuenta con una superficie de 6.829 hectáreas. De ellas, 4.626,3 pertenecen al término municipal de Albarracín, 1.579 al de Bezas y 623,7 al de Gea de Albarracín.
Los Pinares de Rodeno se declararon Paisaje Protegido en 1995. Se reconocía así la importancia de los valores naturales que ofrecen los modelados de areniscas y conglomerados en combinación con la masa de pino rodeno (Pinus pinaster). A la espectacularidad de este paisaje, escasamente representado en Aragón, se une la existencia en este espacio de un conjunto de manifestaciones de arte rupestre levantino.
El Plan de Protección del Paisaje Protegido de los Pinares del Rodeno establece una normativa específica de uso y gestión que regula las actividades agropecuarias y forestales, los aprovechamientos cinegéticos y piscícolas, las actividades extractivas y energéticas así como las actividades industriales y comerciales. El plan prohibe la reducción de la superficie forestal pero permite los aprovechamientos forestales en los montes públicos si responden a proyectos de ordenación o planes técnicos de gestión forestal. En la prevención de riesgos forestales se establecen medidas como que no se utilizarán cortafuegos lineales y que se favorecerá el uso del ganado en labores de mantenimiento. El decreto también establece cómo hay que llevar a cabo la recogida de setas que no excederá de 3 kilos por persona y día.

Se establece que los vehículos a motor deberán ir a una velocidad máxima de 30 Km/hora. Habrá unas pistas definidas para el tránsito en general. Queda prohibido aparcar fuera de las áreas autorizadas y debidamente señalizadas. Se podrá circular con bicicletas y caballos por caminos, senderos y pistas cerradas al tráfico pero no campo a través. La prioridad será primero de senderistas, luego caballería y por último bicicletas. Los caminos y senderos tendrán uso fundamentalmente peatonal.
Queda prohibida la instalación de elementos fijos con fines deportivos, la práctica de la escalada en los Pinares del Rodeno vendrá regulada por orden del consejero, pero mientras tanto se establece que la escalada en bloque está permitido exclusivamente en las zonas delimitadas. La escalada está prohibida en las rocas que son visibles desde la pista forestal asfaltada de Albarracín a Dornaque y en un radio de 30 metros alrededor de los abrigos que contengan arte rupestre. El horario de la práctica de la escalada en bloque está restringido desde una hora antes de que se ponga el sol a una hora después. Queda prohibido el uso de clecas, magnesio o cualquier otro producto que deje marca en la roca.

Paseando por el paisaje protegido de los pinares de Rodeno, podemos disfrutar observando diversas y espectaculares formas en las grandes moles de arenisca rojiza. Son origen y consecuencia principalmente de su composición y de la erosión producida por la acción del viento, el agua y los grandes cambios de temperaturas.

Todo esto da origen al modelado de caprichosas y bellas formas que a lo largo de este texto teneis sazonadas. Un buen observador descubrirá un conjunto de formas tan impresionantes como  Tafonis y Alveolos, que son huecos en las paredes rocosas de forma semiesférica, Gnammas, grandes depresiones o agujeros en la superficie de forma circular que recogen el agua de la lluvia o los Anillos de Liesegang producidos por la erosión de los diferentes materiales.

Fotos de Juan Carlos Martínez