21.3.13

Hotel Posada del Adarve

Adosado a la antigua muralla medieval que rodea la villa de Albarracín se encuentra el pintoresco Hotel Posada del Adarve, un alojamiento pequeño pero con mucho encanto y que se encuentra frente a la Casa Julianeta uno de los monumentos históricos de la ciudad. 

El hotel dispone de cinco habitaciones de las cuales dos son suites con hermosas vistas de la ciudad y con un fácil acceso a lugares emblemáticos de Albarracín como son su Catedral, la Iglesia de Santiago y dar un paseo por el portal del agua o recorrer las murallas, todos sitios ubicados en el centro mismo del casco antiguo de esta encantadora villa. 

El establecimiento se distingue por su fachada antigua que data del año 1741 y a pesar de haber sido renovado para utilizarse como hotel el Adarve sigue manteniendo absolutamente los elementos estructurales originales como las vigas de madera, argamasas, puertas, yesos y antiguas ventanas con el agregado de las comodidades actuales. 

Desde calefacción por sistema de suelo radiante en todo el establecimiento hasta lámparas y apliques, barandillas, muebles de época restaurados y otros rústicos especialmente envejecidos se ha diseñado una decoración especialmente cálida y acogedora en todo el hotel. 


Todas las habitaciones poseen baño privado, conexión WiFi e hilo musical, con opción de una cama supletoria para niños, con solo un pequeño coste adicional. 

El hotel ofrece además una zona de lectura con biblioteca, sala de estar, comedor y una terraza amplia junto al Adarve de la Muralla, ambas dependencias han sido afectadas al servicio de desayunos que brinda el establecimiento. Las dos magníficas suites ofrecen el mayor confort y un ambiente sumamente acogedor y tranquilo. 

La suite El Fogón posee una sala amplia con detalle de techo azul con estrellas asemejándose a los típicos techos que aún hoy conservan ciertas casonas de la villa. Esta suite es de base doble y cuenta con baño privado, calefacción y servicio de Internet. 

Por su parte la suite La Alcoba posee una sala amplia, baño privado, televisión, Internet y calefacción, mientras que ocupando el antiguo granero de la propiedad se encuentran las habitaciones simples pero todas ellas encantadoras y con detalles encantadores. 

Las habitaciones simples ofrecen baño privado, Internet, televisión y pueden alojarse en ellas desde un huésped hasta cuatro, pudiendo en todos los casos disfrutar de un inigualable confort. 

El Hotel Posada del Adarve ofrece además, servicio de bar, tienda de recuerdos y regalos, información turística y una máquina expendedora de bebidas, además de parking gratis para los húepedes.

0 comentarios:

Publicar un comentario