22.3.13

Hotel Prado del Navazo

Construido utilizan los materiales más típicos de la zona de Albarracín, tales como forja, madera y yeso rosa además de algunos elementos antiguos como escaleras con vigas que datan del siglo XVI, el Hotel Prado del Navazo es un rincón encantador donde alojarse de visita por esta bonita ciudad medieval. 

El hotel dispone de cinco habitaciones que haciendo honor a su nombre se refieren cada una de ellas a los abrigos de pinturas rupestre del Pinar de Rodeo situado a solo cuatro kilómetros de la ciudad, ideal para visitar durante la estadía en la villa. Se trata de un conjunto formado por doce abrigos que se han hecho famosos por sus “toricos” que según los especialistas y entendidos en el tema se trata de escenas de pastoreo. 

El descubrimiento fue dado a conocer en 1892 por Marconell quien realizó en la época una publicación en una revista de la región y gracias a ello los estudiosos sobre este tipo de arte estudiaron el lugar dejando despejadas las dudas sobre su autenticidad. 

Este espacio es hoy el más importante del arte rupestre levantino haciéndose conocido en todo el mundo conjuntamente con el conjunto “Cogul” de Lleida y el de los Barrancos de la Valltorta en Castellón. 

Entre las escenas que es posible observar se encuentran las formadas por varios toros y un caballo, además de otra donde se representa otro grupo de toros de menor tamaño que pueden verse pastando, siendo curioso como esta cultura tan antigua utilizaba los accidentes naturales de la roca para realizar sus obras de arte. 


Nada mejor entonces que alojarse en este hotel que recrea las pinturas rupestres en todas sus habitaciones que han sido decoradas con un estilo rústico pero sin dejar de lado el confort y equipamientos modernos como televisión, wi-fi, baño completo, calefacción radiante, teléfono, hilo musical y un minibar. 

Este establecimiento cuenta con un restaurante que ofrece desayuno, menú del día y menú al más puro estilo aragonés, tanto para el almuerzo como la cena, además de una bonita terraza con muebles de jardín y zona especial de aparcamiento. 

La excelente ubicación del Hotel Prado del Navazo permite a los visitantes realizar una gran variedad de actividades al aire libre recorriendo la sierra de Albarracín incluyendo la visita al Pinar de Rodeno y sus pinturas rupestres, sin olvidar los magníficos monumentos y la peculiar arquitectura de ofrece la ciudad considerada una de las más bonitas de España. 

Los huéspedes podrán optar por habitaciones dobles, como la Prado de las olivanas o para matrimonio como la Tío campano y Medio Caballo, además de las suites de cuatro plazas Arquero de los callejones cerrados o Cocinilla del obispo.

0 comentarios:

Publicar un comentario