12.3.13

El Caserón de la fuente

Un pintoresco y acogedor alojamiento, el Hotel Caserón de la fuente, situado en plena naturaleza y muy cerca del casco antiguo de la bella ciudad de Albarracín es una propuesta perfecta para quienes desean descansar y disfrutar de hermosos paisajes. 

Un hotel con encanto que funciona en un antiguo molino totalmente restaurado situado a orillas del río Guadalaviar y que dispone de 14 confortables habitaciones distribuidas en la planta superior de la edificación. 

Las habitaciones disponen de servicio de calefacción, TV, WiFi gratuita y baño completo con bañera, destacándose sus antiguos techos de vigas y paredes de piedra que forman parte de la decoración de este edificio que ofrece además terrazas con vistas al río. En la planta baja del hotel los huéspedes pueden degustar el desayuno cada mañana y el servicio de cafetería que ofrece el establecimiento. 

La estratégica ubicación del Caserón de la fuente permite a los clientes del hotel no solo estar en menos de diez minutos andando en el casco antiguo de Albarracín, sino también disfrutar de un paisaje magnífico en un ambiente sumamente relajado y tranquilo, ideal para aquellos que buscan olvidar por unos días el estrés de las grandes ciudades. 



La rehabilitación de este antiguo molino de harina con más de doscientos años de vida fue diseñada de forma tal de crear ambientes comunes espaciosos ya que las habitaciones se encuentran en las plantas superiores, que fueron en el pasado una fábrica de lana, en tanto que la recepción del hotel y la cafetería se encuentran en la planta baja y en el viejo batan fue instalada una confortable sala-comedor con ventanas que miran al río Guadalaviar y otras a los cárcabos del propio molino. 

Ya en el exterior del hotel los huéspedes cuentan con bonitas y pintorescas terrazas ajardinadas ideales para disfrutar del río y la vegetación.

Asimismo, cada una de las habitaciones tiene una decoración propia y han sido cuidados cada uno de los detalles que resaltan la rusticidad del antiguo molino brindando al ambiente un estilo peculiar y cálido. 

El Caserón de la fuente un hotel pintoresco con toda la belleza que refleja el más puro estilo de la arquitectura tradicional de Albarracín, tranquilo y acogedor donde la propuesta es disfrutar una estancia confortable y reparadora que seguro hará que más de un viajero desee volver en otras vacaciones.

0 comentarios:

Publicar un comentario