28.4.13

Restaurante Prado del Navazo

En todo Aragón el patrimonio gastronómico es notable con una gran influencia de diferentes culturas que han convivido y dejado su huella que aún puede percibirse en una gran variedad de recetas tanto dulces como saladas.

Platos a base de carnes y verduras, deliciosos postres y afamados vinos son una verdadera tentación para los turistas que visitan la región y cada una de sus localidades que ofrecen el toque personal que las distingue, con preparaciones sencillas pero elaboradas con esmero y utilizando productos de calidad.

Sopas, guisos, migas con uva, caldereta de cordero, trucha y las famosas setas que abundan en la región son parte de la propuesta que el viajero podrá degustar, además de variados platos donde el ingrediente principal es el ciervo o el conejo y por supuesto de los productos derivados del cerdo, conservas y el jamón serrano.

Los amantes de la buena mesa encontrarán en las diferentes localidades de la Sierra de Albarracín que ofrece una culinaria sumamente cuidad y deliciosa con variados platos basados en la caza y la pesca además de exquisitos embutidos caseros.

En la bonita ciudad de Albarracín, las ofertas culinarias son diversas y quienes visiten esta maravillosa villa medieval podrán optar entre varios restaurantes que proponen recetas tradicionales y también cocina de autor, siendo en ambos casos el reflejo de lo que es este maravilloso lugar.


Albarracín es un magnífico espacio para degustar la excelente cocina aragonesa y el Restaurante Prado del Navazo se distingue precisamente por su propuestas excelentes con platos simples pero de cuidada preparación.

Este establecimiento cuenta también con un pequeño y encantador hotel que al igual que el restaurante hacen referencia a los antiguos abrigos de pintura rupestres conocidos como Pinar de Rodeno de la Sierra de Albarracín.

Tanto el hotel como el restaurante conservan el encanto de las viejas construcciones típicas medievales construidas con yeso rosa, forja y madera. El restaurante ofrece un ambiente cálido y acogedor y una excelente oferta gastronómica con dos tipos de menús uno el Menú del Día y el otro un Menú al más tradicional estilo aragonés.

El Restaurante Prado del Navazo se encuentra en las afueras del casco antiguo de Albarracín, cruzando el puente sobre el río Guadalaviar y brinda a sus comensales no solo exquisita comida casera sino también platos abundantes, servicio cuidado en todos sus detalles con menús que incluyen una botella del exquisito vino de la zona.

El Restaurante Prado del Navazo abre sus puertas diariamente durante todo el año y ofrece menú diario desde 15 euros y a la carta desde 26 euros.

0 comentarios:

Publicar un comentario